EPONIMO DE LA SEMANA: SIGNO DE LHERMITTE

12804895_814535108690126_4551300060258704694_n EPONIMO DE LA SEMANA:

SIGNO DE LHERMITTE

Se conoce al signo de Lhermitte al hallazgo presente al realizar una flexión cervical extrema en un paciente con artrosis facetaria, donde se percibe una sensación de golpe eléctrico en la columna, con irradiación hacia las extremidades. Se encuentra presente en pacientes con mielopatía cervical.

Jean Lhermitte nació el 30 de enero de 1877 en Champagne, Francia, hijo de un famoso pintor. A pesar que su familia quería que se involucrara en una carrera militar, Lhermitte escoge estudiar medicina en París en 1896. Luego de defender su tesis en 1907, se gradúa e inicia su práctica profesional en una clínica con el reconocido neurólogo Fulgence Raymond, luego en un laboratorio clínico, y finalmente en el Hospital P. Brousse en 1919, especializándose en Neurología y enfermedades nerviosas como Chef-de-clinique (médico residente).
Lhermitte se interesó en la docencia, tan solo un año después de su graduación como médico, se encontraba impartiendo conferencias sobre el sistema nervioso, y dando clases en el Laboratorio de trabajos prácticos de Anatomía patológica sobre las lesiones del sistema nervioso. Durante mucho tiempo impartió la cátedra de Anatomía Patológica.
Durante la Primera Guerra Mundial, fue médico de campo y después oficial en un centro de Neurologpia, y se involucró como médico al cuidado de pacientes en el centro Neuropsiquiátrico. Es aquí donde inicia a interesarse en temas de las afecciones de la médula espinal.
‘Conocido por tener una capacidad de memoria extraordinaria, fue un imporante neuropatólogo, y co-fundador de la neuropsiquiatría, argumentando la importancia que no separar estas especialidades. Publicó aproximadamente 16 libros y más de 800 artículos, escribiendo sobre temas de neuropatías periféricas, tumores, enfermedades desmielinizantes de la médula espinal, demencia seni, y transtornos talámicos y de la corteza cerebral, al igual que imporantes contribuciones sobre el manejo del miembro fantasma, alucinaciones, y desórdenes del subconsciente.
Lhermitte fue un hombre muy religioso, y exploró el territorio común entre la teología y la medicina, llevando a la publicación de diversos estudios acerca de posesión demoníaca y estigmatización.

Junto con el Signo de Lhermitte, se le reconocen los siguientes epónimos:
– Halucinosis peduncular de Lhermitte: alucinaciones visuales reconocidas como irreales
– Síndrome de Lhermitte: parálisis ocular con nistagmo
– Síndrome de Lermitte-Cornil-Quesnel: degeneración piramido-pallidal, y muchos otros, como el Síndrome de Lhermitte-Duclos, Sindrome de Lhermitte-Lévy, Síndrome de Lhermitte-Trelles, y Síndrome de Lhermitte-Mc Alpine

Lhermitte fue miembro de la Sociedad de Neurología desde 1910, de la Sociedad de Psiquiatría desde 1919, de la Société Clinique de médicine Mentale desde 1923, y de la Sociedad Francesa para el estudio del Cáncer desde 1919. Ingresó en la Academia Nacional de Medicina en 1942, y recibió el Premio Herpin de la Academia en 1909, y 1920.

Falleció en París el 24 de enero de 1959.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: