La cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral cumple los objetivos

FUENTE:

http://neurocirugia.diariomedico.com/2010/11/05/area-cientifica/especialidades/neurocirugia/cirugia-minimamente-invasiva-de-columna-vertebral-cumple-objetivos

PABLO PALACIOS, DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO MADRID SANCHINARRO

“La cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral cumple los objetivos”

“La técnica de cirugía mínimamente invasiva de la columna vertebral cumple todos los objetivos fijados, entre los que se encuentran la reducción de la agresión quirúrgica -con menor lesión de las partes blandas y menos sangrado y dolor postoperatorio- y el mantenimiento de los resultados de la cirugía abierta a medio y largo plazo”.
A. C. M.   |  
Así lo ha indicado Pablo Palacios, del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, y uno de los directores de la Jornada Hispano-Lusa de Actualización en cirugía mínimamente invasiva y percutánea de la columna vertebral, celebrada en el citado centro.
Palacios ha presentado las conclusiones de un estudio, realizado en el Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, que comparaba pacientes intervenidos con técnica convencional y otros a los que se les aplicó la cirugía mínimante invasiva, observando que no existen diferencias desde un punto de vista clínico a partir de los seis meses de la operación.
Por su parte, Juan Calatayud, neurocirujano del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, de Zaragoza, ha resaltado que “la intención de los cirujanos de columna es mejorar y alargar la calidad de vida de un esqueleto con el que convivimos desde que nacemos hasta que morimos. Lo que queremos es que la gente viva mejor el mayor tiempo posible”.
En la otra cara de la moneda se encuentran las limitaciones de esta técnica. “Tanto la curva de aprendizaje como el tiempo quirúrgico son mayores. Otra barrera de la cirugía mínimante invasiva es la mayor demanda tecnológica (fuentes de luz, lupas…)”, ha indicado Palacios.
  • Desde el punto de vista clínico no existen diferencias entre la cirugía mínimamente invasiva y la abierta a partir de los seis meses de la operación
El representante portugués, Eurico Silva, de la Unidad Vértebro-Medular del Hospital General de San Antonio, en Oporto, ha añadido algunas limitaciones más: la obesidad, la osteoporosis, las deformidades como escoliosis y la espondilolistesis de alto grado. Sin embargo, ha añadido que las opciones de la cirugía mínimente son variadas. “Puede emplearse para la descompresión de estructuras neurológicas, la artrodesis y fijación vertebral y la vertebroplastia y cifoplastia”.
Según Eduardo Hevia, cirujano de la columna vertebral del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, que ha codirigido el curso junto con Palacios, las complicaciones de la cirugía mínimamente invasiva percutánea son similares a las que puede haber con una técnica abierta. “Una posible complicación de este tipo es la malposición de los tornillos. Además, los errores en el manejo de la instrumentación son escasos pero peligrosos”.
Por otro lado, Hevia ha destacado que las complicaciones de las indicaciones de la cirugía mínimamente invasiva percutánea son las más evitables. “Para ello hay que tener cuidado con las reintervenciones”.
Otro de los ponentes, Antonio Mostaza, neurocirujano espinal del Hospital Universitario de León, tiene una amplia experiencia en cirugía mínimamente invasiva por endoscopia y defiende que con menos agresión se obtienen mejores resultados. Por ejemplo, la intervención de un paciente con hernia discal requiere una estancia postoperatoria de sólo unas horas “.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: